"No quiero Malargüe que me dejes libre,
fuera de tus muros estaría perdido
y si debo irme por ley del destino
dejaré mi alma, vagando en tus calles..."
Fragmento "Malargüe y su magia"
Letra: Julian Contreras
Musica: Marito Vazquez

Seguinos en
GO UP

Laguna de la Niña Encantada

separador
Desplazarse hacia abajo

Laguna de la Niña Encantada

Está ubicada por Ruta 222 a 45 km de la ciudad de Malargüe,  luego  de  cruzar  el  río  salado  que  es  atravesado  por  el  puente  de  Elcha,  encontramos  la Laguna  de  la  Niña  Encantada.

Leyendas, volcanes y ríos subterráneos forman parte de una laguna de 80 metros de diámetro. Es un  lugar  que  por  diferentes  motivos  logra  sorprender  en  toda  su magnitud, entre paredes de  rocas y sedimentos volcánicos. El agua cristalina de  tono esmeralda de la laguna,  toma  el  protagonismo  absoluto.  Las  formaciones  sugestivas  que  origina  todo  el  paisaje  han creado, a través de los años, innumerables leyendas.  

En el predio no está permitido pescar ni acampar, se pueden realizar caminatas, cabalgatas y safaris fotográficos.

Como dato geológico relevante, esta es  una laguna natural, alimentada por aguas subterráneas en un flujo lávico  con  morfología,  en  bloques  de  composición  andesítica – basáltica  (Olivino,  clinopyroxene, anfíboles),  que  en  sectores  alcanza  espesores  cercanos  a  los  30  metros,  asociada  a  efusiones  en  el Pleistoceno Superior (Cuaternario).

 

Leyenda

De acuerdo a los relatos tradicionales, hace más de cientos de años, la zona de la laguna era habitada por un pueblo originario que vivía en paz. Un día, llegaron los Pehuenchesconocidos por ser un pueblo muy aguerrido, con intenciones de invadir y conquistarlos. Los caciques de ambas tribus dialogaron y llegaron a un acuerdo: sus hijos se casarían y, así, ambos pueblos quedarían hermanados.

La hija del cacique del pueblo pacífico se llamaba Elcha (nombre que quiere decir: “espejo”). Ella no quería casarse con el hijo del cacique de los Pehuenches. En verdad, Elcha estaba enamorada de un joven de su propia tribu, quien ni siquiera era noble. Al no ser aceptados por este amor, ambos jóvenes decidieron huir hacia el norte, corriendo por la montaña y topándose con la laguna. Tras ellos, vieron a las tribus que iban en su persecución, cerrándoles el paso. Al ver que no tenían escapatoria, se fundieron en un abrazo y se arrojaron al agua, para morir de amor. Al llegar los perseguidores a la laguna, los caciques de ambas tribus comenzaron a insultar y a maldecir a sus hijos.

Se dice que la bruja del pueblo fue la primera en asomarse a las aguas. En ese entonces, se unió a las maldiciones con sus hechizos. Como respuesta, en un momento, un violento rayo cayó y alcanzó a la hechicera. Así, ella fue petrificada y aprisionada por siempre en ese sitio. Hoy, se la puede ver en la montaña sobre la laguna.

Desde ese día, la leyenda cuenta que, en las noches de luna llena, la bruja convertida en piedra observa hacia la laguna buscando a la joven pareja enamorada. El reflejo de Elcha se puede contemplar, sabiendo que vivirá eternamente con su amor en la laguna.

  • Incluido
    Campamento
    Camping
    Fotografia
  • No incluido
    4x4
    Alojamiento
    Artesanías
    Cabalgata
    Cabañas
    cine
    Comida
    Hoteles
    Pesca
    Ski
    Tirolesa
    Trekking
    Turismo Científico

Ubicación del Tour

Leave a Reply

Alojamientos
Belleza del Paisaje
Comidas
General
Transporte