"No quiero Malargüe que me dejes libre,
fuera de tus muros estaría perdido
y si debo irme por ley del destino
dejaré mi alma, vagando en tus calles..."
Fragmento "Malargüe y su magia"
Letra: Julian Contreras
Musica: Marito Vazquez

Seguinos en
GO UP

Pozo de las Ánimas

separador
Desplazarse hacia abajo

Pozo de las Ánimas

Está ubicado a 57 km de la ciudad de Malargüe por la ruta 222.

Un singular paisaje ubicado en el valle de Los Molles asombra por lo curioso de su formación, se trata de dos dolinas características que fueron erosionadas por los ríos subterráneos que originaron espejos de aguas verdes con casi 300 metros de diámetro cada uno. 

Algunos lo llaman Trolope-Co o agua del gritadero, en lengua Mapuche, su nombre es protagonista de varias  leyendas  que  han  transcurrido  en  la  historia  de  los  pobladores  rurales de  generación  en generación. La entrada es libre y gratuita y también encontrará carteles informativos donde se explican estos procesos.

Proceso de formación

El Pozo de las ánimas está conformado por dos depresiones, divididas por una estrecha separación, que se supone que con el paso de los años terminarán por unir los dos pozos en uno solo, debido al proceso de erosión. Se estima que el tamaño de los pozos se aproxima a los 200 metros de diámetro, los 80 metros de profundidad hasta el lago y unos 20 metros de profundidad bajo el agua. Las mediciones fueron realizadas en 1981 por un equipo de científicos dirigido por Rodolfo Rogelio Rocha.

Este fenómeno natural ha sido catalogado como una dolina originada por la transformación de los depósitos subterráneos de terrenos blandos tales como el yeso que, por efecto de las filtraciones de las napas frenéticas subterráneas, producen una disolución del suelo, formando derrumbes y depresiones del terreno, conformando grandes pozos de forma cónica y circula debajo de la superficie.

 

Leyenda

El nombre deriva de una antigua leyenda aborigen que relata que un grupo de indígenas que era perseguido por otro grupo rival se percató de que sus perseguidores habían desaparecido durante la noche, y alertados sobre ciertos quejidos y lamentos cautelosa mente volvieron sobre sus pasos. Allí encontraron al grupo perseguidor atrapado en dos pozos que se hundieron bajo sus pies, y sus cuerpos ahogados. Veneraron el sitio que les salvó de sus enemigos como el “lugar en donde lloran las ánimas”.

Como era común entre los pueblos que habitaban de uno y otro lado de la Cordillera de los Andes, se había producido una diferencia en las relaciones y un grupo del lado chileno, gente de costumbres aguerridas, estaban persiguiendo a un reducido número de pobladores de la zona de los Molles.

La noche fue extendiendo su manto y ya en plena oscuridad los perseguidos advirtieron que no se oían más los gritos de sus enemigos, luego de tomar recaudos, por si se trataba de una treta de sus rivales, retornaron hasta sus moradas, dando algunos rodeos. Al día siguiente, con las primeras luces, volvieron al lugar hasta donde había finalizado la persecución y retomaron sobre sus pasos del día anterior, a poco de andar comenzaron a oír algunos sonidos de lamentos que les llamó la atención. Con cautela continuaron avanzando y con gran sorpresa se encontraron con dos enormes pozos que se habían hundido bajo los pies de sus perseguidores, en el fondo se encontraba los cuerpos moribundos de sus enemigos y los gemidos que surgían de las profundidades asustaron a los observadores, quienes desde ese momento veneraron la formación que los había salvado dándole el nombre de “lugar en que lloran las ánimas.

  • Incluido
    Campamento
    Camping
    Fotografia
  • No incluido
    4x4
    Alojamiento
    Artesanías
    Cabalgata
    Cabañas
    cine
    Comida
    Hoteles
    Pesca
    Ski
    Tirolesa
    Trekking
    Turismo Científico

Ubicación del Tour

Leave a Reply

Alojamientos
Belleza del Paisaje
Comidas
General
Transporte